martes, 23 de mayo de 2017

¿Los problemas del Banco Popular le podrían llevar a la quiebra?

El presidente del Popular, Emilio Saracho, se enfrentará a sus accionistas por primera vez en la junta del próximo lunes. Después de algo más de dos meses en el cargo, se espera que ofrezca algunos trazos de su estrategia para revertir la situación de la entidad y garantizar su supervivencia, bien como una entidad independiente, bien a través de una fusión.


La anterior junta fue de carácter extraordinario y tenía como cometido específico aprobar el nombramiento de Saracho como consejero del banco, además de nombrar a dos nuevos consejeros independientes. Esta junta, de carácter ordinario, es la que debe aprobar las cuentas de 2016, en las que el banco presentó unas pérdidas históricas de 3.485 millones de euros, pero que se verán incrementadas en otros 129 millones tras las correcciones que efectuará la entidad por las conclusiones de un informe de su auditoría interna. Si el ambiente en la anterior junta, la de febrero, fue el más tenso recordado en el banco, la próxima cita tampoco será fácil, con unos pequeños accionistas que buscan la posibilidad de demandar al antiguo equipo gestor por los continuos recortes en la cotización.



 Si no quieren que el banco Popular lo que tendrán que hacer es vender negocios y filiales no estratégicos para menguar, por un lado, los activos ponderados por riesgo y, por otro, sumar plusvalías, lo que conlleva un aumento de los ratios de capital. A la vez, acelerar la desconsolidación de los activos problemáticos. Estas acciones también contribuirían a mejorar la rentabilidad del negocio.



Resultado de imagen de banco popularResultado de imagen de banco popular








 Mi opinión es que los problemas que han tenido han sido muy tontos ya que se los podrían haber ahorrado pagando cuando debían y ahora están pasando un mal momento económico y a menos que vendan empresas, les compren acciones o alguien invierta capital el banco quebrará. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario